A GERARDO BAVIO: PARA DETENER LAS AGUAS DEL OLVIDO


"...y en nosotros nuestros muertos
pa’ que naide quede atrás."
Atahualpa Yupanqui

Ayer, en Tucumán, se nos ha muerto Gerardo Bavio, un enorme argentino que la inmensa mayoría de nuestra sociedad desconoce por completo. Ayer le mandé mi abrazo fraterno a su extraordinaria compañera Pila Garbarino y a su hijo Héctor Ramón, a quien vi recién nacido en el exilio mexicano.

  
Gerardo era un salteño de rostro grave y cejas pobladas, que rápidamente se tornaba sonriente ante cualquier comentario irónico, como los que él mismo hacía, sin caer jamás en la mala leche. Por el contrario: debe haber sido, sin duda el único ser humano total y absolutamente angélico que conocí en mi vida.

    También el ser humano más modesto. Jamás lo escuché jactarse de ninguna de las experiencias históricas que protagonizó en sus 91 años de vida. Noventa y un formidables años, en los que seguía combinando la actividad militante con una vieja pasión juvenil por la pintura, que había postergado durante los años de la lucha, la cárcel y el exilio. Aquí, en una de las paredes de la biblioteca donde escribo, tengo una acuarela de un arriero, hermosa en su sencillez, que tuvo la generosidad de regalarme.

    Pocos sabíamos, por ejemplo, que en 1962 había sido uno de los argentinos que acompañaron al Ché Guevara en su paso por el ministerio de Industria de Cuba. O que este ingeniero civil, graduado en Córdoba en 1953, había enseñado termodinámica en la efervescente Universidad de La Habana, formando cuadros para la Revolución Cubana.

    Ligado al peronismo revolucionario desde los tiempos de John William Cooke, desembocó en los 70 en la gran corriente de la Tendencia, que estaba lejos de ser unívoca hasta que se consolidó la hegemonía montonera. Antes, había fundado con otros cuadros técnicos, la rama salteña del Comando Tecnológico Peronista. En los históricos comicios del 11 de marzo de 1973 fue elegido Intendente de Salta y asumió el 25 de mayo, con Miguel Ragone –otro militante consecuente- como gobernador de la provincia.

    Duraron poco en el poder y pagaron muy caro ese breve paso: Ragone fue ametrallado por la Triple A trece días antes del golpe militar y Bavio fue detenido en noviembre de 1974 y puesto “a disposición del Poder Ejecutivo Nacional”, durante el gobierno “democrático” de María Estela Martínez Cartas de Perón. Lo liberaron en febrero de 1975 y en vez de marcharse al exilio, se metió en la organización del Partido Auténtico, que conducía –no muy en la sombra- Montoneros.

    Allí lo conocí, en noviembre de 1975, cuando yo mismo me hice cargo de la Secretaría de Prensa del Auténtico. Y militamos juntos antes y después del golpe. Recuerdo que más de una vez tuvimos el mal gusto de hacer una cita sobre Corrientes, cerca del Once. Probablemente porque Gerardo debía tener su escondite por ahí.

    Me llevaba catorce años y eso, cuando uno andaba en sus 30, lo convertía en un “viejo”, un compañero más cercano a Framini, a Armando Cabo, a Don Oscar Bidegain o a Obregón Cano, que a la mayoría de los cuadros montoneros, que aún eran más jóvenes que yo.

    Después, coincidimos en Madrid, donde con un grupo de compañeros entre quienes se encontraban Daniel Vaca Narvaja y Pablo Ramos, decidimos enviar un fuerte documento crítico a la Conducción Nacional de Montoneros, que se conoció como “el Documento de los Tenientes”. Fue el paso inicial de una ruptura que se ampliaría, poco después, con la creación del grupo Montoneros “17 de Octubre” de efímera duración. 

    Volvimos a coincidir en México, adonde dimos la lucha interna contra contra la Conducción e intentamos salvar a los compañeros que eran enviados a una segunda etapa de la trágica contraofensiva. Hicimos esfuerzos voluntaristas para crear una alternativa política en el país y, cuando fracasamos, apoyamos a la corriente de Intransigencia Peronista.

    Desgraciadamente, lo que ingenuamente pensábamos que sería transitorio, se fue convirtiendo en un largo y penoso exilio. Que tuvo la virtud, sin embargo, de conectarnos con la realidad de otras luchas, como las que se libraban en Nicaragua y El Salvador. Nuestros hijos crecieron y Gerardo y Pila tuvieron la inmensa alegría de Héctor Ramón, que llegó allí, frente al Viaducto, en el Hospital de México.

    Gerardo, Pila y Héctor Ramón regresaron al país en 1990. Yo me demoré hasta 1997.  Ellos se instalaron en el Tucumán de Pila y allí los encontré, más de una vez, cuando viajé a presentar mis libros.

    Miro la acuarela del arriero norteño, cierro la página y me digo que hay que rescatar a los argentinos anónimos como Gerardo Bavio, que vivieron lo que les tocó vivir y sufrir en pudoroso silencio. Me digo que todavía hay miles de historias como la de él y Pila para contarles a los muchachos, a los pibes, como mi hijo de tres años, Camilo, y que, obviamente, no tendré ni las horas ni los años para hacerlo. Pero hay que empezar cuanto antes a parar lo que Cervantes llamaba “las aguas del olvido”.
   
Miguel Bonasso
 

A 40 AÑOS DE “LA CARTA” Y LA HEROICA MUERTE DE WALSH


La caída


    Cómo él mismo lo dijo cuando mataron a Paco Urondo: Rodolfo hubiera podido exiliarse y ser considerado un intelectual digno, famoso y comprometido, pero eligió caer combatiendo, como unos meses antes había caído su hija Vicky.

    Concurrió a la cita envenenada en San Juan y Combate de los Pozos, movido por un deber solidario hacia un compañero que le había pedido auxilio en el teléfono de control. Este compañero, Jorge Salgado, que le requería un lugar para esconderse, estaba en realidad en manos del  Grupo de Tareas 33/2 de la ESMA, que comandaba el capitán de corbeta Jorge “El Tigre” Acosta. Y Acosta había logrado quebrarlo para que le entregara al hombre que iba en su ayuda.

    Rodolfo Jorge Walsh había recorrido calles de Constitución, buscando buzones donde depositar sobres dirigidos a periodistas, políticos, empresarios y diplomáticos, que contenían su inolvidable “Carta de un escritor a la Junta Militar”. Admirable en la rusticidad de su vestuario, terriblemente contrapuesto a las imágenes de muchos escritores fashion de hoy en día, Walsh transitaba metódicamente de un buzón a otro, con esa pinta de pastor rural que reforzaba un sombrero de paja a lo Van Gogh. Al medio del cinto, el falso pastor escondía un revólver 22 que no le iba a servir para resistir exitosamente una emboscada, pero sí para obligar a eventuales cazadores a tener que matarlo en el acto.

Y así fue.

En San Juan y Combate de los Pozos, aquella “esquina cualquiera” que Borges había anticipado en su nostalgia de los guapos que morían peleando, los vio venir inconfundibles, en el vuelco de la tarde: el Tigre, el Cuervo Astiz, que quiso tacklearlo sin éxito, el subcomisario Ernesto Webber y diez o doce siniestros más.

Sacó el 22 y tiró. Dicen que dejó rengo a un miembro de la patota que luego sería condecorado en una ceremonia secreta dentro de la ESMA. Los marinos lo “cortaron” con una ráfaga de FAL y cayó junto al árbol que había encontrado como parapeto para dispararles. Webber relató a sus compinches que el “tipo sangraba y no se moría nunca”. El le dio el tiro de gracia. Por esa continuidad de los parques de nuestra historia, catorce años más tarde el hijo de Webber, que también era subcomisario y asesino, participó como verdugo en la masacre del 20 de diciembre de 2001.


Prisioneros sobrevivientes, como Martín Gras (“Chacho”), vieron el cadáver acribillado de Rodolfo cuando lo llevaron a la ESMA. Dicen que los marinos lo quemaron en uno de sus macabros “asaditos” como a todos los que llegaban muertos a la Escuela de Mecánica de la Armada. Patricia, la segunda hija de Walsh que también es periodista y fue diputada, ha reclamado que busquen los restos calcinados y cotejen con su ADN. Sospecha que los miembros del GT/332  lo enterraron en el campo de deportes contiguo a la ESMA, que aún sigue siendo propiedad de la Armada. Hasta ahora nada se ha hecho judicialmente al respecto.

Por una de esas jugarretas absurdas del destino, Walsh que era super prolijo en temas de seguridad e inteligencia,
llevaba entre sus ropas cuando lo mataron, el contrato de alquiler de la casa clandestina que habitaba junto a su compañera Lilia Ferreyra. Lilia, que falleció hace poco, me contó en el exilio mexicano de fines de los setenta lo que había ocurrido aquel 25 de marzo de 1977, al cumplirse un año y un día del golpe. Ella y Rodolfo habían tomado el tren en San Vicente que los conduciría a Constitución, con el tiempo un poco corto para llegar a sus respectivas citas. Mientras caminaban hacia la estación de San Vicente los alcanzó el hombre que les alquilaba la casa para entregarles el contrato de alquiler. Rodolfo quiso disuadirlo pero el casero insistió y entonces se lo tuvo que guardar en un bolsillo. Allí figuraba, obviamente, la dirección de la casa. Eso les permitió llegar a los asesinos.

En la noche del 25 al 26, Lilia –que temía lo peor porque Rodolfo no había regresado en el tiempo convenido- fue con Patricia, su marido, su pequeña hija, María y el nietito recién nacido que pretendían mostrarle al abuelo en un asado y salió espantada de la casa de San Vicente: “pasó algo muy malo”, les dijo y no les quedó otro remedio que huir hacia un lugar seguro.


Los marinos habían allanado –a lo bestia- la casa de Rodolfo y Lilia y se habían alzado con el archivo fotográfico del diario “Noticias” (que alguna sobreviviente comercializaría años después con distintas editoriales), el último cuento inédito de Walsh y el libro que estaba escribiendo, una especie de “Operación Masacre” a escala gigantesca. Después del allanamiento bombardearon la vivienda con lanzagranadas provocando el terror de los vecinos.

Se clausuraba de este modo una corta pero extraordinaria parábola existencial, que sólo había durado medio siglo. El cuentista prodigioso de “Los oficios terrestres” y “Esa mujer”, el hombre que se había adelantado a la CIA descifrando un mensaje en clave que  llegó a la redacción de la agencia Prensa Latina, en La Habana, antes de Playa Girón, el fundador del periódico de la CGT de los Argentinos, el creador del “new journalism” –que se había adelantado siete años a la publicación de “A sangre fría”- había muerto como un valiente, enfrentando a la temible patota de la ESMA, arrebatándoles el gusto de torturarlo y exhibirlo como un trofeo en las catacumbas de la dictadura militar. 

Los marinos que hicieron desaparecer su cadáver, también secuestraron sus últimos escritos inéditos, que algún día la justicia debería recuperar porque pertenecen al patrimonio cultural de los argentinos.

Por suerte se había salvado su “Carta de un escritor a la Junta Militar”, que no sólo es una obra maestra –comparable en estructura y lenguaje a las Catilinarias de Cicerón- sino una radiografía de espeluznante actualidad sobre los motivos reales que tuvieron los militares y sus patrones del poder económico para dar el golpe del 24 de marzo de 1976. El más sangriento de la Argentina moderna.

La Carta

Adelantándose con gran lucidez a desmantelar sandeces como la “teoría de los dos demonios”,  que se instalaría varios años después, Walsh identificó ya en aquel entonces, el verdadero motivo del golpe cívico-militar:

“En la política económica de este gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada”.

“En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40 por ciento, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30 por ciento, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar, resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni en los últimos reductos coloniales”.

Cualquier parecido con la actualidad no es pura coincidencia, como lo evidencian los párrafos siguientes:

“Congelando salarios a culatazos mientras los precios suben en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación colectiva, prohibiendo asambleas y comisiones internas, alargando horarios, elevando la desocupación al récord del 9 por ciento y prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos despidos, han retrotraído las relaciones de producción a los comienzos de la era industrial(…) Los resultados de esa política han sido fulminantes. En este primer año de gobierno el consumo de alimentos ha disminuído el 40 por ciento, el de ropa más del 50 por ciento, el de medicinas ha desaparecido prácticamente en las capas populares(…) basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convierte en una villa miseria de 10 millones de habitantes”.





Y un final sinfónico, que merece reproducirse, aunque lo hagan miles de sitios en estas fechas:

“. Un aumento del 722% en los precios de la producción animal en 1976 define la magnitud de la restauraciómn oligárquica emprendida por Martínez de Hoz en consonancia con el credo de la Sociedad Rural…”

“. …la rueda loca de la especulación en dólares, letras, valores ajustables, la usura simple que ya calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos para un gobierno que venía a acabar con el ‘festín de los corruptos”.

“Frente al conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son los apátridas de los comunicados oficiales, donde estan los mercenarios al servicio de intereses foráneos, cuál es la ideología que amenaza al ser nacional.






Y lo más importante de todo, que muchos macartistas a la violeta no quieren ver:

“SI UNA PROPAGANDA ABRUMADORA, REFLEJO DEFORME DE HECHOS MALVADOS NO PRETENDIERA QUE ESA JUNTA PROCURA LA PAZ, QUE EL GENERAL VIDELA DEFIENDE LOS DERECHOS HUMANOS O QUE EL ALMIRANTE MASSERA AMA LA VIDA, AUN CABRIA PEDIR A LOS SEÑORES COMANDANTES EN JEFE DE LAS TRES ARMAS QUE MEDITARAN SOBRE EL ABISMO AL QUE CONDUCEN AL PAIS TRAS LA ILUSION DE GANAR UNA GUERRA QUE, AUN SI MATARAN AL ULTIMO GUERRILLERO NO HARIA MAS QUE EMPEZAR BAJO NUEVAS FORMAS, PORQUE LAS CAUSAS QUE HACE MAS DE VEINTE AÑOS MUEVEN LA RESISTENCIA DEL PUEBLO ARGENTINO NO ESTARAN DESAPARECIDAS SINO AGRAVADAS POR EL RECUERDO DEL ESTRAGO CAUSADO Y LA REVELACION DE LAS ATROCIDADES COMETIDAS”.

En algún lugar inhóspito y mal apropiado cerca del Río, algunas células heridas e incendiadas, algunas vértebras entrañables del Maestro, se revuelven entre las hojas de hierba. En las fotos que nos lo recuerdan vivo y atento, mira desde la Historia, con sus gruesos lentes, cargados de ironía y precisión matemática. Y nosotros, desde esta orilla, sólo podemos jurar que vamos a honrarlo –mientras vivamos- contando simplemente los hechos. Que, como él solía decir: “nunca te defraudan”. 

Miguel Bonasso

Rockefeller detrás del golpe contra Illia

David Rockefeller, el banquero que acaba de morir a los 101 años, mientras dormía, tuvo una participación conspirativa en los dos últimos golpes militares que se produjeron en la Argentina. Especialmente en el que expulsó del gobierno al presidente radical Arturo Umberto Illia.

El día que el presidente Arturo Illia salía destituido de la Casa Rosada.


    Es sabido que con su amigo y socio minoritario José Alfredo Martínez de Hoz, Rockefeller armó el paquete crediticio inicial de mil millones de dólares, que daría inicio a una expansión sin precedentes de la deuda externa. 

    Menos conocida es su actuación clandestina en el cuartelazo del 28 de junio de 1966, que derribó al presidente Illia. El autor de estas líneas tuvo el privilegio de escuchar la anécdota de la conspiración de labios del propio mandatario derrocado.

    Ocurrió a comienzos de los setenta, en casa de Ema Illia, que era pariente y amiga de mi mujer Silvia, ya fallecida. Se festejaba el cumpleaños del pequeño Galo, hijo de Ema y Gustavo Soler y nosotros habíamos concurrido con nuestros hijos Federico y Flavia. Mientras los nenes jugaban al cuidado de Ema y Silvia, Don Arturo y yo habíamos quedado a solas en el living, hablando de política. A pesar de nuestras diferencias de identidad y práctica, había un respeto recíproco, que facilitaba el diálogo amistoso. El ex presidente solía bromear con respecto a Silvia y a mí, llamándonos “mis sobrinos peronistas”.

    En un momento de la charla, tras una largo silencio, Illia se acercó a mi y me preguntó de sopetón:

    __¿Usted sabe cuál es la verdadera razón por la que me echaron de la Presidencia?

    Arriesgué las hipótesis habituales que circulaban en aquella época: “por la anulación de los contratos petroleros”, “por la ley de medicamentos”, pero el Viejo Illia (como todos lo llamaban), negaba sistemáticamente con su blanca cabeza.

    __Mire…__Advirtió, convocándome a prestar mucha atención porque venía una confidencia trascendente.

    __Un tiempo antes del golpe, vino a verme el banquero Rockefeller. Sonriente, me anunció: “quiero radicar mi banco, el Chase Manhattan en la Argentina”. “Muy bien”, le contesté a través del intérprete. “Pero antes –prosiguió el señor Rockefeller- creo que sería necesario realizar algunas modificaciones en la Ley de Bancos”. Así, como se lo estoy diciendo. Yo me volví hacia el intéprete que acababa de traducirme eso y le dije: “no entendí, podría pedirle al señor Rockefeller que repita lo que acaba de decir”. El intérprete tradujo mis palabras y aunque usted piense que los banqueros no se ponen colorados, el señor Rockefeller enrojeció mientras balbuceaba su propuesta. Entonces tomé la palabra: “¿qué pensaría usted –le dije- si un banquero argentino quisiera radicar su banco en Nueva York y le dijera al presidente de los Estados Unidos que antes debía reformar la ley de la Reserva Federal? Y, además, dígale al señor Rockefeller que esta entrevista ha concluído”.

Deuda y usura detrás del golpe cívico-militar: David Rockefeller y José Alfredo Martínez de Hoz.


    Yo había quedado estupefacto. Illia sonrió intencionado y remató la anécdota:

    __Poco después me echaban de la Presidencia, se reformaba la Ley de Bancos y el Chase Manhattan se establecía en la Argentina.

Miguel Bonasso
21 de marzo de 2017

México: Desaparece una persona cada dos horas

En México desaparece una persona cada dos horas. Esta terrible información fue dada a conocer por Daniela Pastrana, coordinadora de la red Periodistas de Pie, que se juegan la vida cotidianamente para informar las atrocidades que se están cometiendo contra la sociedad civil.



La denuncia de estos valerosos colegas, se amplificó gracias a la difusión que le dio Carmen Aristegui, la figura más importante del periodismo mexicano, a la que siguen -por fortuna-millones de personas. A pesar de su popularidad y de conducir un programa diario en CNN, el amor a la verdad ha tenido consecuencias inquietantes para la propia Aristegui: hace poco los "desconocidos de siempre" ingresaron ilegalmente a sus oficinas para secuestrar datos en las computadoras de la informadora y más recientemente circuló un rumor siniestro: fuentes anónimas echaron a correr la versión de que Carmen había sido asesinada. ¿Una advertencia? ¿Una clásica maniobra de los servicios para ir acostumbrando a la idea de un magnicidio? Sea lo que sea, es gravísimo, porque en México, desde 2006, desde que el ex presidente Felipe Calderón desató su calamitosa guerra contra el narcotráfico, han asesinado con total impunidad a cuarenta y seis periodistas mientras desaparecían a 30 mil mexicanos. 

A diferencia del periodismo servil y deshonesto, que impera en la mayoría de nuestras "democracias", los colegas mexicanos se la siguen jugando todos los días. Personajes como Mario Vargas Llosa, empeñados en denunciar de manera consuetudinaria a Venezuela por encarcelar al líder opositor Leopoldo López, no han dicho una sola palabra sobre la matanza generalizada de periodistas en México. Matanza que torna más peligrosa nuestra profesión en ese país que en Siria o en Irak.

Los Periodistas de a Pie prometen difundir dos entregas sobre una tragedia que los argentinos conocemos en carne propia: la búsqueda desesperada de los familiares.

En México hay Madres Coraje, como María Herrera, que tiene cuatro hijos desaparecidos. María, que en su momento encaró al propio presidente Calderón, no tiene dudas sobre la autoría de los secuestros: "nos hemos visto en la necesidad de buscar lo que el gobierno no quiere encontrar".

Ni el gobierno ni Big Brother, por supuesto. Otro sector violentamente perseguido es el de los defensores del medioambiente que padeció 303 ataques contra activistas, que fueron desde la amenaza y la persecución judicial hasta el crimen, como ocurrió el 14 de enero pasado con Isidro Baldenegro López, a quien asesinaron por defender el bosque comunal de Colorados de la Virgen, en la Sierra Tarahumara.

Esta violencia tiene autores conocidos: preferentemente los grandes contratistas de obras públicas y, por supuesto, nuestra viejas conocidas: las mineras.

En eso, México no es una excepción: en 2015 fueron asesinados en el mundo 185 ambientalistas. Brasil encabezó la lista con 50 asesinatos.

Big Brother, como se ve no solo espía, mata. Y espía, precisamente, para matar.

Miguel Bonasso







 

1984

La profecía de George Orwell, publicada en 1948, se ha cumplido plenamente por vía electrónica: Big Brother is watching us. 



Sólo que el Hermano Mayor que nos vigila a todos, no es ninguno de los dos sistemas políticos que Orwell cuestionaba y temía, con razón: el nazismo y el stalinismo. El verdadero Hermano Mayor se proclama democrático y se fotografía al pie del monumento a Lincoln mientras escruta de manera ilegal hasta "el más oscuro rincón de la Tierra". 


WikiLeaks acaba de confirmarlo -de manera espectacular- en un comunicado de prensa, donde anuncia la publicación de miles de archivos ultrasecretos de la CIA, bajo el código Vault 7 (Bóveda 7). Solamente la primera tanda, denominada "Year Zero", contiene 8.761 (ocho mil setecientos sesenta y un) documentos de una red ultrasecreta ubicada en el corazón de Langley y ocupada en convertir en micrófonos, grabadores y cámaras, a teléfonos fijos y móviles y aparatos de televisión inteligentes.

Según Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, que permanece asilado en la embajada de Ecuador en Londres, la nueva revelación de su organización "es excepcional desde una perspectiva política, jurídica y penal".

La fuente de este material invaluable es, por supuesto, un antiguo hacker de la propia CIA, quien reveló que hay un profundo malestar entre muchos de los cinco mil "piratas informáticos" que la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos emplea para espiar a propios y ajenos.

Una de las causas del malestar tiene que ver, precisamente, con el espionaje que la CIA ejecuta sobre los propios ciudadanos norteamericanos; una actividad prohibida por la ley.




En el comunicado que difundió por las redes sociales, WikiLeaks sostuvo que las nuevas tecnologías del espionaje afectan a productos de diversas empresas europeas y estadounidenses, como el IPhone de Apple, el Android de Google y los televisores Samsung, para citar los ejemplos más relevantes.

WikiLeaks también reveló que las nuevas técnicas de intercepción le permiten al espionaje norteamericano saltar por arriba del cifrado de WhatsApp, Signal, Telegram, Confide y Cloackman La mejor prueba de que el destape es muy trascendente y dio en el blanco, es que la CIA, salió a "desmentir" a WikiLeaks, en un comunicado oficial que indirectamente confirma la magnitud y justicia del destape. La Agencia sostuvo que su misión es "colectar inteligencia foránea de manera agresiva para proteger a Estados Unidos de los terroristas".

Como era obvio la CIA admitió que tiene expresamente prohibido realizar espionaje "doméstico", pero WikiLeaks replicó que "La Compañía" ha espiado "cientos de miles de objetivos y máquinas en América Latina, Europa y Estados Unidos".

La gigantesca filtración se debió a que el archivo ultrasecreto fue distribuido, de manera no autorizada entre contratistas y hackers.

Como era de esperar, el gobierno de Donald Trump reaccionó de manera furibunda contra este nuevo destape que no solo reveló el malware de la CIA, sino algo aún más siniestro que el simple espionaje: la posibilidad de infiltrarse en sistemas de control de automóviles y camiones para producir asesinatos practicamente indetectables.




El Hermano Mayor nos vigila con creciente perversidad, pero no deja de ser alentador que aún haya ciudadanos estadounidenses -como Snowden o el que le suministró esta data impresionante a WikiLeaks- que se juegan literalmente la vida para denunciar que el proclamado "sueño americano" se parece cada vez más a la pesadilla orwelliana de 1984.

Miguel Bonasso 


PELIGRO GRAVÍSIMO: Las democracias militarizadas

Desde México hasta la Argentina, los gobiernos subordinados a Washington reprimen usando abiertamente a los militares o se militarizan para reprimir los conflictos sociales.





    Mientras en México la periodista Denise Dresser denunciaba un gravísimo chantaje militar al presidente civil Enrique Peña Nieto, el presidente argentino Mauricio Macri anunciaba que gastará 40 mil millones de pesos en armamento para las Fuerzas Armadas, a las que ocupará en tareas político-policiales violatorias de las leyes de Defensa y de Seguridad. 


    Ambos anuncios, particularmente gratos para el Pentágono, se producen aún antes de que el multimillonario belicista Donald Trump asiente sus posaderas en el Salón Oval.


    En 2006, al llegar mediante un fraude electoral al poder, el democristiano derechista Felipe Calderón, declaró la guerra al narcotráfico y sacó el Ejército a la calle para aplastar (supuestamente) al narcotráfico. Una mentira que escondía un propósito siniestro: reprimir, sitiar y mantener en un redil a las fuerzas sociales y políticas qyue cuestionaban su ascenso espurio al poder.



    La idea no era nueva: desde hace muchos años, desde la implosión de la URSS y la creación del “narcoterrorismo” como nuevo enemigo universal, el Pentágono venía impulsando la militarización de las “democracias” aliadas a Washington.




    Los resultados, a juzgar por el informe de Denise Dresser y otros analistas que no son precisamente de izquierda, es desastroso. En lugar de combatir el narcotráfico, los militares mexicanos lo administran en su beneficio y operan junto con los narcos para reprimir de manera salvaje a los que estorban, como ocurrió con los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa.




    El actual secretario de la Defensa mexicano, general Salvador Cienfuegos, amenazó con un levantamiento militar si no le dan la cobertura constitucional que requiere para que sus tropas sigan en las calles. En otras palabras, impunidad para los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Ejército. Según Dresser, en diez años de “guerra contra el narco”, el Ejército desplegó 52 mil efectivos, realizó 84 operaciones para “reducir la violencia”, estableció 75 puestos de seguridad, produjo con sus supuestos antagonistas 213 mil muertos, “con un índice de letalidad espeluznante: el Ejército mata a 8 por cada uno que hiere”. La guerra contra el narco provocó, además, 30 mil desaparecidos, 12.408 quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, intervenciones de la CIDH y la ONU, que ni despeinaron a Peña Nieto, amparado en la supuesta “constitucionalidad” de su gobierno, ni afectan las apiraciones de la mujer de Calderón, Margarita Zavala, candidata a presidenta en las elecciones del 2018.




    ¿Es esto lo que pretende Mauricio Macri para la Argentina?. ¿Una democracia que iguale o supere las desapariciones forzadas de la dictadura militar? Este gobierno que acusa de irresponsables a los que quieren disminuir o eliminar gravámenes al trabajo, puede desembolsar alegremente 40 mil millones de pesos para comprar armas, en los próximos dos años. ¿No es esta una incongruencia demasiado grande para atribuirla simplemente al escaso coeficiente intelectual del Presidente? ¿No es jugar con fuego?


    Ya lo están haciendo, con la complicidad del ex ambientalista Julio Cásar Martínez, actual ministro de Defensa.


    Hay varias casualidades más y, ya se sabe, más de dos casualidades marcan una tendencia, es decir, una política.


    Ese chico lindo y dizque progre, que armó el quilombo de la 125 y hoy es embajador en Washington, Martín Lousteau, anunció ayer un convenio entre las Fuerzas Armadas de Argentina y la Guardia Nacional de los Estados Unidos para diversos efectos, como controlar las fronteras, supuestamente para combatir el narcotráfico, lo que está expresamente vedado a las instituciones castrenses de nuestro país.





    Un día antes, su compañero de gobierno, el Secretario de Seguridad Eugenio Burzaco, confesó que analizaban la posibilidad de reemplazar a los efectivos de Gendarmería que custodian represas y centrales atómicas, por miembros de las Fuerzas Armadas.


    ¿Y la ley de Defensa? ¡qué importan las leyes en este país! ¿Acaso importan la Ley de Bosques o la de Glaciares? ¿Por qué van a tener más peso las que limitan estrictamente a los militares y les impiden intervenir en temas de seguridad interior?


    Ojo: presten atención los movimientos sociales. Porque la eventual salida a las calles de efectivos militares tiende a controlar y reprimir cualquier tipo de protesta frente a la política neoliberal –gerencial, diría- que están aplicando.




    Cuando el poder manda a las calles a un señor con un fusil, el señor del fusil, aterroriza o mata. Así ocurre en todas las dictaduras y también en estas democracias militarizadas.

Miguel Bonasso
Buenos Aires, 13 de diciembre de 2016



Denunciando los delitos de la Barrick Gold

La Barrick Gold y sus cómplices en el poder político

Miguel Bonasso en los tribunales

A
cusaciones de Miguel Bonasso en su testimonio ante el juez federal, doctor Sebastián Casanello, sobre graves violaciones a la ley 26.639, llamada de Glaciares.


Bonasso es diputado nacional mandato cumplido, autor de la citada ley y fue presidente –durante 8 años- de la Comisión de Recursos Naturales y Preservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados de la Nación.

. La Ley de Glaciares 26.639 se aprobó en set. de 2010 y fue promulgada de facto en octubre de 2010. El PE no quiso promulgarla, porque un año y medio antes, CFK la había vetado.

. Fue frenada por la medida cautelar solicitada por la Barrick Gold y la Corte recién ratificó su vigencia en julio de 2012. Le regalaron dos años a la Barrick y a su empleado, el gobernador de San Juan José Luis Gioja. Dos años de explotación de su mina Veladero, en perjuicio del río Jachal, del río las Taguas, de los habitantes de Jachal, Iglesia y otras localidades vecinas. Pero a ellos no les fue nada mal: solamente en la producción de oro, sin contar la plata ni los otros minerales estratégicos que se llevan sin declarar, obtuvieron entre 2010 y 2012 casi cinco millones de onzas. Calculando el precio internacional de cada onza en un promedio general (conservador) de 1.200 dólares por onza, estaríamos hablando de seis mil millones de dólares.



El poder K con el dueño de Barrick Gold, Peter Munk
Aunque hablemos de cosas diferentes, solamente para tener una idea de las magnitudes con que se maneja esta gente: ¿Cuánto les cobró el dobierno de San Juan de multa por el derrame? 145 millones de pesos. Alrededor de 10 millones de dólares. Lo que se dice: la papa del loro. Todavía se están riendo.


. En marzo del 2013, el IANIGLA (Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales) organismo a cargo del inventario de glaciares por definición de la ley, difundió en una gacetilla un Primer Informe del Inventario de Glaciares que reveló “cuerpos de hielo” en seis provincias, donde identificaron más de 4.000 glaciares. Lo presentó a la Secretaría, actual ministerio de Ambiente, PERO NUNCA HIZO PUBLICOS LOS INFORMES COMPLETOS. ¿Por qué? Nadie lo explicó.

. En 2015, la Fundación Argentina de Recursos Naturales (FARN) denunció que no había presupuesto para realizar el Inventario que ordena la ley 26.639 de Presupuestos Mínimos para la protección de los glaciares y las áreas periglaciales.


. Lo que se sabe del inventario y de los criterios científico-técnicos aplicados por el IANIGLA en su retardado relevamiento, dejan mucho que desear o violan francamente la ley. La ley no establece cuales son las medidas mínimas que debe tener un glaciar; el IANIGLA sí: deben ser –a su criterio- mayores a una hectárea. Esto deja afuera al glaciar Toro 1 que es donde se haría el rajo de la mina binacional a cielo abierto Pascua Lama. Pero más grave aún: instala el principio de que cualquier organismo puede suplantar alegremente al Congreso de la Nación.


Ambiente periglaciar


. Con igual arbitrariedad el IANIGLA decició relevar como ambientes periglaciales solamente a los cuerpos periglaciales. Esto ha sido duramente cuestionado por la Asamblea de Jáchal, porque deja afuera a TODO EL AMBIENTE PERIGLACIAL UBICADO SOBRE EL VALLE DE LIXIVIACION DE LA MINA VELADERO, JUSTAMENTE EL LUGAR DONDE SE PRODUJERON RECIENTEMENTE DOS CATASTROFES AMBIENTALES EN UN AÑO. DOS CATASTROFES SOBRE LAS QUE PREVINE EN MI LIBRO “EL MAL”, SIN QUE NINGUN FUNCIONARIO NACIONAL, PROVINCIAL O LOCAL ME HICIERA CASO. (El valle de lixiviación es justamente donde se utiliza el agua cianurada para separar oro y plata de otros minerales. Allí queda la BASURA CIANURADA, por SIGLOS O MILENIOS. Lo que debe sumarse al daño sobre el glaciar Almirante Brown, conocido como Conconta, al que cortaron como un pastel para trazar el camino a la mina de Veladero, más los daños constatados por la justicia chilena a los glaciares Esperanza y Toro 1.

. Es lento, ineficiente, sospechoso y digno de ser investigado por la Nación el comportamiento del IANIGLA en su frustrado intento por inventariar los glaciares, en cumplimiento de lo que establece la ley 26.639.

Corte de glaciar para hacer la ruta a la mina


. El primer incumplimiento: la ley fijaba 180 días para relevar áreas prioritarias de glaciares. El IANIGLA, dependiente del CONICET, no lo hizo. Tampoco se hizo la AUDITORIA AMBIENTAL  que la ley de Glaciares fijaba para el mismo lapso de los primeros 180 días. Recién en 2013, el IANIGLA “descubrió” que todo el territorio de San Juan era un “área prioritaria”. Este incumplimiento, tolerado o propiciado por el gobierno anterior y por el actual es pasible de ser sancionado penalmente.

. Para el relevamiento total de glaciares, a nivel nacional, la ley le otorgaba al IANIGLA un PLAZO MAXIMO de 5 AÑOS. EL PLAZO VENCIO EN FEBRERO DE ESTE AÑO 2016. Así lo establece la ley, así lo ha consignado públicamente la Defensoría del Pueblo de la Nación. Dicho en otras palabras:  TANTO EL GOBIERNO DE CRISTINA KIRCHNER COMO EL DE MAURICIO MACRI HAN VIOLADO LA LEY DE GLACIARES.


Macri y su ministro de ambiente, Sergio Bergman


. El IANIGLA sólo entregó, en setiembre pasado, informes parciales sobre glaciares en San Juan y Mendoza. En abril del 2015 había consignado –de manera harto vaga- que a nivel nacional había relevado entre el 50 y el 70% (sic).

. Hay vínculos sospechosos, por no decir ilegales entre investigadores del IANIGLA y la empresa Barrick Gold. La geóloga Lydia Espizúa, por ejemplo, trabajó en el Informe de Impacto Ambiental de la mina Veladero, por cuenta de la empresa Knight Piesold, que es una subsidiaria disfrazada de Barrick Gold.

. No es el único caso. En un mail le comenté a Ricardo Villalba, director del IANIGLA que tenía información sobre técnicos suyos haciendo trabajos para Barrick y me contestó que efectivamente, algunos técnicos lo habían hecho “a título personal” pero no en nombre del Instituto sino “del Conicet”.

. Quiero reiterar ahora –en sede judicial- una denuncia que hice como legislador y como investigador periodístico hace cinco años, con mi libro “El Mal-El Proyecto K y la Barrick Gold, amos y servidores en el saqueo de la Argentina”. La denuncia estaba referida al hecho de que la Fundación Innova-T, del Conicet, fue designada por el Ejecutivo para administrar los fondos del inventario, cuando uno de sus principales clientes era, casualmente BARRICK EXPLORACIONES ARGENTINA S.A. Cuando lo denuncié salió a refutarme el presidente de la Fundación Innova T y mi respuesta a su intento de refutación lo dejó mudo (Ver “El mal”, ver mi blog http://bonasso-elmal.blogspot.com.ar/). El señor pensó que bastaba con borrar de la lista de clientes a Barrick. No bastaba: como preví que harían esa jugada, hice que un escribano corroborase la información antes de que la levantaran.

 .Para el primer año de Inventario la Secretaría de Ambiente le dio $3.400.ooo al IANIGLA Me gustaría saber qué hicieron con esos recursos públicos, porque no se relevó absolutamente nada. Especialmente en San Juan y en la mina Veladero, donde el propio Informe de Impacto Ambiental reconoce la presencia de glaciares y áreas periglaciales.

El glaciar cortado por la ruta


. HAY QUE DECIRLO EN VOZ BIEN ALTA. TAN CULPABLE COMO EL EJECUTIVO (EL DE CFK Y EL DE MACRI) ES LA JUSTICIA Y, EN PARTICULAR, ESTE TRIBUNAL DE COMODORO PY. HACE CINCO AÑOS, CON OTROS LEGISLADORES, PRESENTAMOS UNA DENUNCIA EN EL JUZGADO DEL DOCTOR MARCELO MARTINEZ DE GIORGI, EN EL QUE DENUNCIABAMOS POR TRAFICO DE INFLUENCIAS A LA EX PRESIDENTE CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER, EL JEFE DEL GABINETE DE MINISTROS, ANIBAL FERNANDEZ, EL MINISTRO DE PLANIFICACION JULIO DE VIDO, EL GOBERNADOR DE SAN JUAN JOSE LUIS GIOJA, EL SECRETARIO DE MINERIA JORGE MAYORAL Y EL SECRETARIO DE HACIENDA JUAN CARLOS PEZZOA. EL DOCTOR MARTINEZ DE GIORGI LO METIO EN UN CAJON Y NI SIQUIERA NOS CITO A RATIFICAR LA DENUNCIA.

. POR LO TANTO, HOY, DESPUES DE DOS DERRAMES DE AGUA CIANURADA DE LA BARRICK EN VELADERO, VENGO A RATIFICAR Y AMPLIAR ESA DENUNCIA, INCORPORANDO AL ACTUAL MINISTRO DE AMBIENTE SERGIO BERGMAN Y AL PRESIDENTE MAURICIO MACRI, DURANTE CUYOS MANDATOS OCURRIO EL SEGUNDO DERRAME DE CIANURO AUN NO CUANTIFICADO.

.SI ARGENTINA NO INVESTIGA Y CASTIGA ESTE DELITO AMBIENTAL, QUE NO SOLO VIOLA LA LEY DE GLACIARES SINO LA DE AMBIENTE, HABRA QUE REALIZAR UNA FUERTE DENUNCIA EN EL MARCO DE NACIONES UNIDAS.

Trabajadores destrozando un glaciar en Veladero


. Para los que piensen que exageramos: el Parlamento Europeo prohibió la megaminería metalífera con cianuro en todo su territorio, a causa de un derrame de 100 mil metros cúbicos en el sistema fluvial Tisza-Danubio. En Argentina, en setiembre de 2015 SE PRODUJO UN DERRAME DE 5 MILLONES DE METROS CUBICOS DE AGUA CIANURADA. O SEA 50 VECES MAS QUE EL DEL DANUBIO. Y NO PASO NADA. ENTONCES, AL AÑO, EN SETIEMBRE ULTIMO SE PRODUJO UN NUEVO DERRAME SOBRE EL CUAL NADIE OFRECIO NINGUNA CIFRA. NI LA EMPRESA NI LAS AUTORIDADES. ¿Qué ESPERA LA JUSTICIA FEDERAL PARA INTERVENIR, EL TERCER DERRAME?

. UN NUEVO PELIGRO DE CATASTROFE AMBIENTAL NOS AMENAZA EN VELADERO: EL RECIENTE SISMO DE 6.5 GRADOS EN LA ESCALA DE RICHTER, PODRIA HABER DAÑADO LA MEMBRANA DEL VALLE DE LIXIVIACION, CON LO CUAL EL AGUA CIANURADA PODRIA INFILTRARSE HACIA LAS NAPAS SUBTERRANEAS. UNA COMISION DE EXPERTOS, COMO LOS CONVOCADOS POR LA ONU PARA EL CAMBIO CLIMATICO DEBERIA REALIZAR UNA SERIA INSPECCION IN SITU, CUANTO ANTES. LLAMO SERIAMENTE LA ATENCION DE SU SEÑORIA,A EFECTOS DE QUE LA CITADA INSPECCION SE REALICE SIN DEMORA.

Documentación del irreparable daño a los glaciares


. FINALMENTE, hago entrega a Su Señoría de mi libro “El Mal. El Proyecto K y la Barrick Gold. Amos y servidores en el saqueo de la Argentina”, para que lo incorpore como testimonio a la causa, porque allí está relatado hasta la minucia todo el trámite legislativo de la Ley de Glaciares y la guerra, no desprovista de amenazas, que debimos soportar quienes la propiciamos. También dejo constancia de mi total predisposición para ampliar mi testimonio si el Señor Juez lo estima necesario.

Atentamente


Miguel Bonasso
Diputado de la Nación (Mandato Cumplido)
Buenos Aires, 24 de noviembre de 2016

seguir en redes sociales

facebook

twitter

LIBRO ELECTRÓNICO

OTRAS OPCIONES DE E-BOOK